sábado, 23 de octubre de 2010

VIAJE A LA CERDAÑA Y ANDORRA

18 - 22 Octubre 2010
Rueda el autobús camino de MONT LOUIS, en Francia. Mientras la carretera traza infinitas revueltas para llegar a La Seo de Urgel, nos solazamos con los chistes de los pasajeros y con los alegres sones de la canción española.

"En lo alto del puente amenaza con lanzarse al vacío un pobre hombre al que le falta un brazo. -¡Oiga, usted, no lo haga! ¿Qué le ocurre? -No quiero vivir, soy muy desgraciado.
Aparece entonces un hombre dando saltos de alegría, un hombre al que le faltan los dos brazos. -¿Y usted por qué está tan contento?
-No salto de contento, sino porque me pican los h... y no me puedo arrascar" (Grego)

Una vez pasado La Seo de Urgel, tomamos dirección éste, camino de Pugcerdá y Llivia. Paisaje maravilloso encuadrado entre dos cadenas de cimas pirenaicas. Vamos siguiendo el cauce del río Segre. Campings, verdes praderas, vacas, granjas. Pasado Llivia, entramos en Francia sin percatarnos de ello. Visita a Mont Louis, ciudad medieval que conserva el encanto de sus calles empedradas, y regreso al hotel por el mismo camino.
Este recorrido lo hicimos el miércoles, 20. Habíamos salido de Santomera a las 0,30 horas del lunes 18. Ese día amanecimos a los pies de Montserrat. Quienes desconocíamos este monasterio quedamos maravillados tanto del monasterio y sus aledaños como de todo el entorno de la sierra y de sus fantásticas vistas. Descenso de la montaña de Montserrat y continuación del viaje rumbo a nuestro hotel en Andorra.
El día 19 lo dedicamos a visitar Llivia, a donde llegamos por una carretera de alta montaña levemente nevada en las alturas, y después de atravesar zona francesa.
El 21, visita a La Seo de Urgel, catedral y parque de las Olimpíadas del 92.
Finalmente, el día 22 fue el del regreso a casa. Todo cuesta abajo en dirección a Cambrils, donde comimos. Llegada a Santomera a las 21,30 horas.
Hemos salido muy satisfechos de este viaje. El hotel (Hotel Diplomatic, en Andorra La Bella), muy bueno en instalaciones, atenciones personales y bufet.
De Andorra poco podemos decir que no se sepa: una ciudad encajonada entre montañas y dedicada casi exclusivamente al comercio y al turismo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada