viernes, 16 de octubre de 2009

LEON 5-9 Noviembre 2007

La llegada del otoño trae consigo el cambio de la hora, los primeros fríos y el habitual viaje que el Centro de la Tercera Edad de Santomera realiza cada año. Esta vez las fechas escogidas han sido del 05 al 09 de noviembre y el lugar de destino La Bañeza, localidad situada en la zona sur de la provincia de León. Desde ese lugar, mañana y tarde, realizamos todas las visitas para conocer un poquito esas provincias.
En León descubrimos su capital. Con el autobús y una experta guía local hicimos un recorrido por todos y cada uno de sus rincones más pintorescos y los nuevos barrios de grandes avenidas, edificios emblemáticos construidos por prestigiosos arquitectos y amplios jardines. Según la guía es ésta la ciudad de España con mayor cantidad de agua disponible por lo que puede permitirse zonas verdes que nos están vedadas a otros. Luego, y a pié, visitamos la zona monumental: la catedral, joya del gótico clásico, construida entre los siglos XIII y XIV y en la que destacan sus maravillosas vidrieras; el convento de San Marcos, en la actualidad Parador Nacional de gran lujo, con una fachada de estilo plateresco espectacular y la casa de Botines, conjunto artístico singular debido al talento del arquitecto Gaudí.
De esta misma provincia visitamos la comarca de la Maragatería: primero un pueblecito típicamente maragato, Castrillo de los Polvazares, formado por una larga calle empedrada y flanqueada por casitas también de piedra con dos alturas que muestran la organización arriera destinada al trabajo con la recua. Los maragatos eran los transportistas del siglo XVIII y siguientes. Todo el pueblo es un ejemplo de conservación de la arquitectura maragata de la comarca. Sin embargo su capital, Astorga, solo conserva los edificios monumentales como son la bellísima catedral y la fachada del ayuntamiento. También en esta pequeña ciudad existe otra obra de arte del arquitecto Gaudí, el palacio episcopal, convertido en la actualidad en un museo llamado de los Caminos. Esta ciudad de Astorga tuvo durante los siglos XVIII y XIX como principal industria la elaboración de chocolates. Llegó a contar con más de cien fábricas de las que en la actualidad no quedan más que cuatro. Para delicia de los golosos pudimos visitar un pequeño museo y una de sus fábricas, completamente artesanal y degustar y comprar todo el chocolate que quisimos.
De la comarca del Bierzo hemos visitado su capital, Ponferrada, ciudad templaria que cuenta con una catedral que durante estos días alberga la exposición “Las edades del Hombre”. Cuenta con un castillo construido en la época de los Templarios y que tratan de restaurar para que sirva de centro cultural para la ciudad. Les queda mucho trabajo por hacer. Luis del Olmo, nacido en esta localidad, tiene un pequeño museo dedicado a la radio que fue visitado por buena parte de nosotros.
Y lo último que vimos en la provincia de León fue la cueva de Valporquero. Esta cueva se formó hace más de un millón de años. Las frías aguas del arroyo de Valporquero comenzaron a colarse a través de los poros de las rocas calizas dando lugar con el paso de los años a las formaciones de salas de estalactitas y estalagmitas que ahora podemos contemplar. Pero si espectacular era la cueva, también lo fue el trayecto hasta llegar a ella: el impresionante entorno natural de la Cordillera Cantábrica con verdes valles, altas cumbres, angostos desfiladeros…y la belleza de los árboles con sus ropajes otoñales.
De las otras dos provincias, Zamora y Valladolid, solo visitamos sus capitales. Zamora, sobre todo su parte monumental repleta de edificios románicos, con plazas y calles bonitamente enlosadas, tranquilas, que invitan a la meditación y al paseo. La contemplación de río Duero en un atardecer otoñal, besando la ciudad, es algo que no olvidaremos tan fácilmente.
A la ciudad de Valladolid se le nota que fue durante años la capital de España y el hecho de que
actualmente lo sea de la Comunidad Autónoma de Castilla-León. Lo demuestran sus edificios antiguos por un lado y los nuevos polígonos por otro. La visita fue breve pero nos dejó una visión general del conjunto. Como para volver con más detenimiento.
Lo pasamos muy bien en los viajes…pero qué alegría volver a encontrar nuestro pueblo, Santomera.
MARIA EUGENIA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada